sábado, 8 de febrero de 2014

Carta de amor a Mesalina

Si te dijera la verdad,
te diría que lo más dorado que hay en ti, cae como lluvia
y que por ello te limpias como mínimo el coño tres veces al día.
Amor, no eres tan hermosa,no tanto como para ocultar con esos ojos,
la certeza biológica de que meas y que sudas
y de que se te queda mierda entre las muelas.

Notarías las vibraciones de mis mentiras
y como se me desplazan los dientes de manera retráctil
cuando se acerca ¡el pozo!, que forma tu garganta.
Si definiese una noche estrellada como hogueras en un mar dilatado,
estaría en realidad pensando en lo que tienes entre las piernas, Mesalina.
Me encanta tu sonrisa cuando bostezas por contagio del mío,
¿que te hará pensar que me importa una mierda
lo que le quitó el sueño a tu amiga el otro día?.

Que gracioso es el mundo cuando se define desde tu distancia
desconociendo tantas cosas de mí, para incriminarme por delitos que no he cometido:
que si he dicho un no se que,de que si te quiero.
Esos besos que te profeso, y la humedad de que se componen,
se diferencia en realidad, tan poco, a la que uso para un gapo.
Ojala diésemos con un mundo perfecto, donde solo existiéramos tú y yo,
para poder colgarte el teléfono solo a ti...
...Mesalina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario