sábado, 19 de junio de 2010

Olfato de perro ( a mi perro Odi Johnson)

No sé si en tu desconcierto
en tu movimiento tambaleante
con tu estructura de mesa
ese hocico meticuloso, sabueso.

No sé si cuando te lanzo un palo,
por muy grande y masticado,
no lo encuentras, ni implorando,
corriendo, aleteando tu lengua.

No sé si es que te parece vulgar,
estúpido o imprudente devolverlo
o que eres demasiado inteligente
para tópicos de perros.

No sé si cuando pasas de largo,
lo que buscas no es el palo,
sino su origen,
la divina semilla.