miércoles, 28 de abril de 2010

La Musa inútil

La autoridad que susurra su canto
ya marchito por el tiempo terrible
desconcha su voz, sin eco.

Muda carece de gracia y pragmática,
ella que ya no bifurca el viento
ni rompe quietud ni silencio.

Musa de infames e imbéciles,
anuncia su presencia
a golpe de trompeta boba,
rechinante, llena de dientes.

Solo hombres aburridos la buscan,
desvelados y enfurecidos,
que ladran a los focos, y escupen
y vociferan a la calle:
¡te escupo, porque por escupirte
lloro, para no atragantarme!

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Aitor te mereces una buena tunda XD

    ResponderEliminar