miércoles, 28 de abril de 2010

La Musa inútil

La autoridad que susurra su canto
ya marchito por el tiempo terrible
desconcha su voz, sin eco.

Muda carece de gracia y pragmática,
ella que ya no bifurca el viento
ni rompe quietud ni silencio.

Musa de infames e imbéciles,
anuncia su presencia
a golpe de trompeta boba,
rechinante, llena de dientes.

Solo hombres aburridos la buscan,
desvelados y enfurecidos,
que ladran a los focos, y escupen
y vociferan a la calle:
¡te escupo, porque por escupirte
lloro, para no atragantarme!

jueves, 22 de abril de 2010

Dioses y ateos


En cara primitiva
que no se si de hombre
un tigre es homónimo.
en su mirada refleja
la complejidad del todo.

Ello sin quererlo,
me bautiza al no mirarme,
al no comerme, al no herirme.
Yo que no comprendo nada,
lo llamo padre y lo imito.

Ahora que soy sinónimo
y vislumbro todo,
alguien a quien no miro
me llama padre.