sábado, 13 de diciembre de 2008

La realidad eterna

la angustia me abstrae
en intervalos irregulares
que me recuerdan donde estoy
lo que soy, la realidad eterna.
me domina en un principio por el estómago
luego solo sube, irremediable.
En cuanto se adhiere al corazón
ya es algo poético, se desenvuelve.
A medio llanto,surge el efecto esperado
el ya conocido por un cuerpo como el mio,
esa sensación de ahogo en cuanto arremete al cuello
no te deja hablar y la lengua
retumba palpitante al tempo del corazón.
Mis manos tiemblan, también el resto del cuerpo
y no se porque, algo falta
algo se vislumbra; toda una tormenta(una sensación trágica)

No hay comentarios:

Publicar un comentario